Hay tres detenidos

LA ROMANA, RD.- El Ministerio Público y la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD) con la colaboración de la Dirección General de Aduanas (DGA), profundizan las investigaciones sobre la avioneta que saldría ilegalmente a Venezuela y en la que se confiscó más de US$1,300,000.00.

Esto para establecer si se trata de una red del crimen organizado dedicada al narcotráfico y al lavado de activos producto de esa actividad delictiva.

Contenido relacionado: Avioneta aterriza de forma irregular en La Romana; encuentran alta suma de dinero en…

Por el hecho arrestaron a dos pilotos y a una pasajera cuando se disponían a viajar con destino a Venezuela por el Aeropuerto Internacional de Punta Cana con el dinero que fue confiscado junto a la aeronave.

Los detenidos fueron identificados como los ciudadanos venezolanos Jonnathan Luciano Del Valle Mata Figueroa y Claudio Alejandro Di Genova Fistaron y la pasajera Estela Gómez de Rodríguez, esta última con doble nacionalidad dominicana y venezolana, presuntamente madrastra del dominico venezolano Roberto Antonio Espejo Camacho, al cual ésta le llevaría el dinero a Venezuela.

Mediante un comunicado de prensa, las autoridades explicaron que en el equipaje de los pilotos y la pasajera fueron encontrados US$1,355,000.00 y US$23,178.00, sumas que fueron confiscados junto al avión cuando se disponían a salir con destino a Venezuela alrededor de las 3:00 de la tarde de ayer martes por la citada terminal aérea.

Se informó que el Ministerio Público estará solicitando mañana jueves la declaratoria de caso complejo y la imposición de prisión preventiva como medida de coerción a la Oficina Judicial de Servicios de Atención Permanente de este departamento judicial.

El órgano del sistema de justicia dijo que los imputados serán sometidos a la justicia por la presunta violación de la Ley No. 155-17 sobre Lavado de Activos y Financiamiento del Terrorismo.

Las investigaciones establecen que los pilotos llegaron al país el pasado sábado en la tarde y que recibieron el dinero ese mismo día en una plaza de Santo Domingo, alojándose posteriormente en una villa en La Romana.

Además, establecen que los pilotos tenían la encomienda de llevar a la madrastra del dueño del dinero a Venezuela.