El padre mandó a callar al hijo porque estaba haciendo mucho ruido

San Francisco de Macorís RD.- La Oficina Atención Permanente de la provincia Duarte, dictó tres meses de prisión preventiva contra un joven que ultimó de una estocada en el pecho a su padre el pasado viernes en el municipio de Pimentel.

Se trata de Jonathan Corona, quien dijo estar arrepentido por haber dado muerte de su progenitor José Lucia Corona Díaz, de 48 años. El incidente se originó cuando el padre mandó a callar al hijo porque estaba haciendo mucho ruido.

El referido dispositivo judicial envió al imputado al Centro de Corrección y Rehabilitación Vista al Valle de San Francisco de Macorís.