Se cree el disparo no fue intencional

Puerto Plata, Rep.Dom. -Un vigilante de seguridad resultó muerto tras dispararse con su escopeta, en un hecho ocurrido presumiblemente de forma accidental, en el residencial Los Balconis del Batey del municipio de Sosúa.

Se trata de Confesor Soler de Sena, de 42 años, quien sufrió el impacto de una escopeta 12 milímetros en la parte superior izquierda del pecho.

Por la forma en que se encontraban las manos del hoy occiso (descansadas dentro del pantalón) se cree el disparo no fue intencional.

El cadáver Soler de Sena fue trasladado hasta el Instituto Nacional de Ciencias Forenses, en Santiago.